Slider
Historias

El trabajo duro supera al talento: Abigail De Anda

abi_historias1

Por Ivonne Hernández

Decenas de historias de éxito, relacionadas con el deporte, la academia y la cultura, se encuentran en proceso de concretarse en estos momentos; varios jóvenes de Santa Rosa Jáuregui estudian, trabajan o entrenan horas extras para alcanzar una meta o materializar un sueño.

Ejemplo de ello es Abigail De Anda Barrera, una joven de 16 años que suma una trayectoria deportiva de casi una década en el mundo del baloncesto.

Proveniente de una familia apasionada por el basquetbol, Abi se encuentra estrechamente unida a esta disciplina, la cual le ha dejado grandes satisfacciones.

Entre las que destacan representar a su localidad en torneos estatales, incluso ha participado en eventos regionales y nacionales como parte de la selección queretana.

Además, gracias al basquetbol, Abigail De Anda es beneficiaria de una beca deportiva en la Preparatoria de la UVM, donde entrena actualmente para defender los colores de la institución educativa, así como de la selección del estado, bajo la coordinación del entrenador Rodrigo Miranda.

Pero fue Vicente De Anda, entrenador y fundador de la Escuela de Basquetbol “Santa Rosa Jáuregui”, quien introdujo a Abigail en el deporte. “Cuando tenía siete años, aproximadamente, decidí entrenar en el equipo de mi papá, Vicente, pero yo tengo recuerdos de años antes, de él, mis tíos y mis primos jugando basquetbol”.

“En un inicio, yo solo asistía a entrenar y a jugar por resultar del agrado mi padre, pero como a la edad de 10 años definí que esto era lo que quería hacer realmente, y fue entonces cuando mi padre comenzó a exigirme un gran compromiso con el basquetbol”.

Lo que “ha sido bueno para mi, porque mi padre y yo siempre hemos pensado que yo no soy de talento, sino de trabajo y dedicación constante”, herramientas con las que ha logrado consolidarse como una de las promesas deportivas de Santa Rosa Jáuregui.

Lo que sí podría considerarse como uno de los talentos de Abi es su fascinación por los estudios académicos, pues “en la escuela no tengo ningún problema, siempre me ha gustado estudiar”, y los promedios superiores a 9.5 en su boleta de calificaciones son prueba de ello.

Y en cuanto a los resultados deportivos destacan: “pertenecer a la selección estatal durante tres años continuos (en las modalidades de 5X5 y 3X3) y competir en eventos regionales y nacionales posicionándonos en los primeros lugares”.

“Como en este año, que pasamos invictas a la Olimpiada Nacional, donde esperamos buenos resultados basadas en lo que hemos trabajado en las tres horas de entrenamientos diarias que tenemos”.

Además, “nos estamos preparando para otros torneos, como el nacional de CONADEM, donde competiremos contra escuadras de nivel superior de todo el país en junio, del 23 al 27, y que se realizará en Aguascalientes”.

Sobre sus metas a largo plazo, Abi enlistó: “algún día jugar en AB, la liga universitaria, tal vez fuera de Querétaro, o jugar a nivel profesional si se presenta la oportunidad”, por lo que entrena para que esa opción la encuentre preparada.

Y en materia academia le gustaría “estudiar ingeniería ambiental o preferentemente medicina… opción que tal vez me dejaría fuera del mapa basquetbolista, por lo demandante de la carrera, pero es algo que sin lugar a dudas valdría la pena”.

Casi al finalizar la entrevista, Abigail quiso dar unos agradecimientos a todos los entrenadores que han sido pieza fundamental en su camino. “A mi coach de cancha y vida: Vicente De Anda, gracias por entregarme el deporte que amo, por estar conmigo siempre y enseñarme que la palabra imposible tiene dos letras de más y solo eso”.

“A Jorge Rangel por ser mi primer entrenador fuera de Santa Rosa; a Rodrigo Miranda por sus conocimientos, a Tomás Canizalez por sus consejos; a Diego Segovia por apoyarme; a Byron por ser incondicional; a mi madre, Johanna Barrera, por su infinito amor y ser la razón por la cual quiero salir adelante y siempre estar presente”.

Mientras que a los habitantes de Santa Rosa Jáuregui los alentó a no estancarse por falta de confianza en sí mismos. “Les digo una de mis frases favoritas: el trabajo duro supera al talento, cuando el talento no trabaja duro. En Santa Rosa hay mucho talento, de todo tipo, pero este no es suficiente si no se pone en práctica y se trabaja constantemente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *