Slider
Santa Rosa

Aportan alumnos parte de su beca para construir escuela

telebachilleratos

Alumnos del Telebachillerato Comunitario La Monja aportaron una parte de su Beca Universal Benito Juárez de Educación Media Superior para continuar con la construcción del plantel escolar en esa localidad de la delegación Santa Rosa Jáuregui.

En esta ocasión, al recibir su primera beca bimestral del programa del gobierno federal, 40 alumnos aportaron 200 pesos para sumar un total de 8 mil, lo que les permitió adquirir un millar de tabiques.

El compromiso de los alumnos, así como de otros más que están en espera de recibir la beca, es seguir aportando una parte del dinero que recibirán para avanzar en la construcción del plantel, indicó la alumna Janet Hernández Zúñiga.

“Fueron 200 pesos por cada alumno y se juntaron 8 mil pesos; con ese dinero pudimos comprar un millar de tabiques para la construcción de la escuela”, expresó Janet, quien cursa el cuarto semestre del telebachillerato comunitario.

“Es muy importante poder colaborar en este proyecto, no solo para nosotros, sino para las próximas generaciones; les puede favorecer y que continúen sus estudios sin la necesidad de irse más lejos”, estableció la entusiasta alumna.

Mientras tanto la profesora Amanda Díaz, docente responsable del Telebachillerato Comunitario de La Monja, apuntó que comenzaron actividades en el 2014. Durante cinco años han realizado su labor académica en la telesecundaria del lugar, en el turno de la tarde.

Los 56 alumnos que estudian actualmente son de La Monja, La Joya, Corea, Buenavista, La Barreta, Loma del Chino, Estancia de Palo Dulce y La Cañada, quienes son atendidos por tres maestros, “cada uno de nosotros atiende un área del conocimiento”.

Informó que este proyecto funciona a nivel nacional, con excepción de la Ciudad de México, y en el estado de Querétaro hay 29 Telebachilleratos Comunitarios, pero el problema es que los recursos son aportados por el gobierno federal y estatal, “y entre ese 50 y 50 nadie se hace cargo”.

Subrayó que a pesar de las carencias, hay alumnos -principalmente mujeres- que han continuado con sus estudios a nivel licenciatura, además de que otros están realizando los trámites para ingresar en el próximo semestre.

Sobre la aportación de los alumnos, agregó que los tres profesores también sumaron 400 pesos cada uno, ya que el millar de tabiques les costó 9 mil 200 pesos. La mano de obra será realizada por los padres de familia durante la época de vacaciones.

“Es una desgracia que las comunidades tengan que utilizar estos recursos para construir su escuela; es un esfuerzo muy grande el que se está haciendo y es necesario que las autoridades volteen a ver, pues es una de sus obligaciones”, estableció Amanda Díaz.

“Esto se llama resiliencia comunitaria, porque a final de cuentas las comunidades han aprendido a que ellas pueden satisfacer sus necesidades; pero entonces viene la parte de las responsabilidades gubernamentales”, apuntó la docente, quien destacó que ha hecho gestiones de apoyo con diversas autoridades, aunque todavía no ha encontrado respuestas.

Para concluir, el señor José Carmen Vargas López, padre de familia del Telebachillerato Comunitario La Monja, puntualizó que a pesar de las carencias, hay entusiasmo para construir el plantel, por lo que pidió a las autoridades de todos los niveles sumarse al proyecto y mejorar la calidad educativa de los alumnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *