Slider
Historias

Artistas de circo cambiaron las carpas por los semáforos

historia_circo

Para sobrevivir ante la difícil situación económica provocada por la pandemia del nuevo coronavirus, artistas de circo y de empresas de espectáculos cambiaron las carpas por los semáforos que se ubican en el kilómetro 19 de Paseo de la República, aquí en Santa Rosa Jáuregui.

Los artistas que exhiben sus actos para entretener a los conductores y a sus acompañantes forman parte del Circo de Portugal y de Producciones Fayad, aunque también hay independientes, como el zanquero Samuel Vázquez, quien se identifica como “Dragón Stilt”.

Mientras cambiaba el color del semáforo del verde al rojo, entrevistamos a varios artistas que han hecho de ese punto -el puente de acceso a Santa Rosa Jáuregui en su intersección con la calle Melchor Ocampo y la carretera a La Solana-, un lugar de trabajo para obtener los recursos que su familia necesita.

“A partir del inicio de la contingencia sanitaria, bajaron todas las actividades culturales y artísticas, y tuvimos que buscar un recurso, pues varios de nosotros tenemos familia… La necesidad fue la que nos trajo aquí al semáforo”, expresó Luis Ricardo, quien adopta el personaje de Spiderman.

Dijo que fue difícil el cambio de la carpa al semáforo, pues “tenemos que destacar y realizar un poco de lo que sabemos hacer en un minuto y 40 segundos”. Luis Ricardo señaló cada día le dedica alrededor de cuatro horas a su labor, “hay buenas, hay bajas, batallamos, pero no hay de otra, tenemos que echarle para adelante”.

Leonora, la Capitana Marvel, expresó que el semáforo “es otro escenario, diferente y divertido, que nos permite ganar dinero, pero también crecer como artistas, pues es otro tipo de gente a la que estamos entreteniendo”.

Mencionó que la gente que se detiene en los semáforos los ha tratado muy bien, “hay familias enteras que se bajan a que los niños nos vengan a saludar… Para nosotros es importante traerles alegría, pues no pueden ir a la escuela ni ver a sus amigos”.

“La vida es un circo… lo que te venga, la función que te toque, el personaje que te toque hacer, es lo mismo en la pista y en la vida. Lo que nos toque hacer para trabajar o para entretener diferentes tipos de gente, a todos les debes entregar lo mejor”, puntualizó Leonora.

Otro personaje del Circo de Portugal es Deadpool, cuarta generación de artistas circenses, quien manifestó que su deseo es que a los semáforos de Paseo de la República se les conozca como “los semáforos de los superhéroes”, donde hay alegría y diversión para los conductores y sus familias.

“Nosotros ya quisiéramos regresar a nuestra carpa, pero pienso que esto se va a alargar hasta el próximo año… Hay que verle la mejor cara a esta situación, nosotros decidimos hacer esto para no quedarnos parados, esto nos da alegría y le damos alegría a la gente”, estableció al señalar que trabajar en un semáforo es una nueva experiencia para él y la está disfrutando.

Felipe Fayad Jiménez, de Producciones Fayad, dijo que toda su vida se ha dedicado al audio, la iluminación y el espectáculo circense para todo tipo de eventos, y salió a trabajar a la calle “porque fuimos a los primeros que nos congelaron, y seremos a los últimos que nos permitirán abrir”.

Apuntó que el semáforo es un escenario muy padre, difícil y rápido. “Estamos muy agradecidos con la gente de Santa Rosa Jáuregui, que nos ha permitido salir adelante” durante la contingencia, dijo este hombre con máscara de luchador que hace acrobacias con su bicicleta.

Para concluir, manifestó que son artistas de circo en resistencia, pues la contingencia sanitaria por el COVID-19 los obligó a cerrar las carpas y sus proyectos, así como a salir a los semáforos del kilómetro 19 de Paseo de la República para obtener el sustento económico para ellos y sus familias.