Don Mario Muñoz Pacheco, una vida dedicada a la charrería

Por Daniel Martínez

Desde niño, guiado por su padre, Don Mario Muñoz Pacheco, originario de Ojo de Agua, ha hecho de la charrería una de sus más grandes pasiones en la vida, la cual heredó a sus hijos y nietos, algunos de los cuales son campeones nacionales.

En un cuarto de su casa en esa comunidad perteneciente a la Delegación Santa Rosa Jáuregui, Don Mario atesora trofeos, reconocimientos, diplomas, monturas, fotografías y recortes de periódicos, entre otros invaluables recuerdos, de los múltiples eventos a los que acudió.

A partir de los 14 años, cuando comenzó a competir, este hombre nacido el 13 de noviembre de 1948 participó en eventos charros nacionales y estatales, siendo parte de los equipos Regionales de Querétaro, Regionales de San Luis de la Paz, Charros de Colón y Centauros de Santa Rosa.

Los pasos de Don Mario los han seguido sus hijos -Mario, Cristina, Magdalena, Florencia y Diego-, los cuales procreó con su esposa Cristina Salinas Estrada, siendo ahora charros y escaramuzas con una importante trayectoria nacional y estatal.

Por su gran legado, el Campeonato Estatal Charro 2022, organizado por la Federación Mexicana de Charrería y la Unión de Asociaciones de Charros del Estado de Querétaro en el Rancho El Pitayo del 1 al 10 de abril, lleva el nombre de Don Mario Muñoz Pacheco.

“Toda la vida he estado relacionado con la charrería, desde los ocho años mi papá ya nos traía a caballo. Empecé a charrear de 14 años con los Regionales de Querétaro junto con mi padre y mis hermanos Francisco y Enrique”, expresó Don Mario, hijo de los señores Francisco Muñoz y Amada Pacheco.

“De la charrería me gustó todo, todas las suertes, porque hice el Charro Completo. Algunos años íbamos a México, a un lienzo que se llamaba La Viga, Santa Anita, y el que charreaba mucho en el Charro Completo era mi hermano Enrique, pero a mi también me gustaba mucho, y a donde él iba, iba yo”, recordó en entrevista.

Hasta el momento, la dinastía de la familia Muñoz en la charrería abarca cuatro generaciones, de las cuales Don Mario se siente muy orgulloso, pues por ejemplo, su hijo Mario Muñoz Salinas ha sido campeón nacional en cuatro ocasiones.

“Es una familia charra de varias generaciones, y luego mis hijas en la escaramuza… Por ejemplo, en el nacional que hubo en El Pitayo me dio mucho gusto, porque para ir a los nacionales se necesita sacar el boleto, y concursaron mis dos hijos y mis hijas, fue algo muy bonito para la familia”, manifestó.

Sobre algunos Campeonatos Nacionales a los que asistió, dijo que en 1971, con los Regionales de San Luis de la Paz, fue a Ciudad Juárez, en 1972 a Puebla, donde quedaron en segundo lugar, en 1973 a Toluca, y en 1975 a León.

“Fui a muchos nacionales, en algunos iba muy bien, en otros un poquito mal, pero siempre buscando el triunfo. Por ejemplo, este trofeo -refiriéndose al que sostenía en las manos- es de un primer lugar de jineteada de yegua en León”, comentó el charro.

Apuntó que en el ámbito queretano, fue campeón estatal con Santa Rosa Jáuregui y Colón. “Había un campeonato muy bonito que se llamaba el Centro de la República, con bastantes equipos, y fuimos campeones dos años con San Luis de la Paz”.

Sobre las suertes charras, Don Mario relató que practicaba mucho los piales y las colas, “pero había que jinetear o hacer el paso de la muerte, que eran unas de mis fuertes”.

Con relación a sus logros como Charro Completo, subrayó que fue campeón estatal en Querétaro, Celaya y San Luis de la Paz. “Muchos triunfos, y ahora sí como dice el dicho, recordar es vivir”.

Dijo que entrenaban bastante, porque el trabajo de ellos era en el campo, y todo el día andaban a caballo, por lo que practicaban la charrería. “Antes uno se dedicaba mucho al campo, a lazar y a mover ganado”. En ese sentido, expresó que en 1999 inauguró el lienzo charro “El Recuerdo” en su localidad de origen, Ojo de Agua.

Don Mario agradeció a los organizadores del Campeonato Estatal Charro 2022 por ponerle su nombre a la competencia. “Me siento muy contento, cómo no, y luego que mis amigos y mi familia me apoyan, qué más pedir”.

Comentó que en el campeonato estatal participarán dos equipos de sus sobrinos, “ellos son hijos de mi hermana la mayor, ellos son Vega Muñoz. A ver si hay modo de ayudarlos como mayoral, dentro del ruedo a caballo, para echarles la mano, y desearles la suerte a todos los equipos”.

Sobre la charrería en Santa Rosa Jáuregui y sus comunidades, señaló que se bajó un poco la actividad, “hace falta quien apoye, porque son gastos muy costosos, y hay personas que pueden y les gusta, que hubiera quien echara la mano a hacer un equipo”.

Para concluir, invitó a los aficionados a acudir y disfrutar las actividades del Campeonato Estatal Charro 2022, que en esta ocasión le rinde un merecido homenaje a Don Mario Muñoz Pacheco, orgullosamente de la comunidad de Ojo de Agua, Santa Rosa Jáuregui, quien ha dedicado toda su vida al deporte nacional por excelencia.