Estereotipos actuales tras la búsqueda del cuerpo perfecto en Instagram

Por Miriam Becerra, María Fernanda Reséndiz y Karina Rangel

En la actualidad existen numerosos problemas de salud emocional tras la búsqueda del “cuerpo perfecto”, creando la insatisfacción corporal que sufren muchas mujeres, como el cambio de estilo de vida y sometimiento a cambios estéticos para ser parte de los estereotipos de belleza en la sociedad.

Dicha insatisfacción corporal se asocia a la promoción de un ideal estético fundamentado principalmente por la publicidad. Las redes sociales parecen tener un papel importante en la difusión de ese modelo estético.

Este artículo analiza si, en México, la publicidad vista en las redes sociales más conocidas, difunden un modelo estético basado en el “cuerpo perfecto”, demuestra la influencia de los estereotipos femeninos y el grado de influencia que tienen las redes sociales dentro de la sociedad y de las mujeres estudiantes de la Universidad Tecnológica de Querétaro.

La importancia de conocer este tema ayuda a reflexionar a las mujeres que el cuerpo perfecto no existe, si no, es una ideología que ha impuesto la sociedad, cualquier cuerpo debe ser aceptado y valorado sin importar estatura, tez, complexión física, etcétera. Se quiere recalcar que cualquier mujer puede destacar por sí misma ante la sociedad.

Actualmente la estética afecta a mujeres, todas queremos participar de esas reglas del juego, seguimos evolucionando y con el paso de los años nos adaptamos a los estereotipos que nos imponen. Hasta que comprendamos que el canon de belleza, el idóneo es aquel con el que nos sentimos en armonía con nosotros mismos, en la perfección de nuestro interior.

Si eres mujer y vives en México y más de una vez te has llegado a sentir rechazada por la misma sociedad debido a los estereotipos de belleza, estamos seguras de que, al leer este artículo podrás comprender un poco más el tema y así darte cuenta de que, los estereotipos de belleza y lo que muestra Instagram puede afectar tu salud física y mental. Recuerda que lo que se ve en Instagram no es la vida real.